Alcaldes que lo dejan

Artículos Revistas
30-abr-2010
2.893
0

Por Albert Calderó


Ahora explicaré un gran secreto: Muchos alcaldes y alcaldesas están pensando no volver a presentarse en las elecciones del año próximo. No se lo han dicho a sus compañeros concejales. No se lo han dicho a su partido. Algunos no se lo han dicho ni siquiera a su mujer o marido (Bueno, algunos sí se lo han dicho)

No lo quieren decir porque saben que esto creará un gran problema. Cada vez hay menos gente competente dispuesta a ser alcalde. Los tiempos municipales son difíciles. Dificilísimos. Justo por eso lo quieren dejar.

Durante muchos años el Ayuntamiento fue tirando a base de ir gastando cada vez más, porque los ingresos iban creciendo. Se podía hacer un poco de todo. Se podía decir a casi todo que sí.

Pero con la crisis esto se ha acabado. Los ingresos están bajando fuertemente, y reducir gastos es muy difícil, es impensable. Los funcionarios están acostumbrados a los aumentos de sueldo y a los aumentos de plantilla, no a las reducciones. Las asociaciones al aumento de las subvenciones, no a los recortes. Los contratistas a los presupuestos adicionales, no a las rebajas. Y no se puede decir a las personas que hacen cola en los servicios sociales que se ha terminado el dinero.

Las cuentas no salen, y los presupuestos no cuadran, pero ¿Qué se puede hacer? ¿Se puede dejar de pagar la nómina? ¿En qué se puede ahorrar? Algunos ahorros se han hecho, por ejemplo en los sueldos de los políticos, mira por dónde. Y todo el mundo exige cada día más y se sacrifica cada día menos.

Por eso lo quieren dejar. Están contando los días, las semanas, los meses. Sobre todo los meses, porque cada final de mes hay que pagar la nómina, y cada mes es más difícil. Suerte que el interventor, a la hora de pagar la nómina, es muy, pero que muy comprensivo. Pero cada mes se han de hacer cosas más "creativas" para pagar la nómina. ¿Llegaremos a mayo del año que viene? Esta es la pregunta que se hacen.

Los alcaldes/alcaldesas piensan íntimamente: Llegaré como sea, haré lo que haga falta. Llegaré. Pero que se busquen otro candidato. Y no lo diré hasta el final, porque no tengo ganas de que me presionen, y no tengo ganas de explicar los problemas que estoy pasando.

¿Cómo se soluciona esto? De momento, haciendo público el problema.

Comentarios



c/ València, 73, pral 1a 08015 Barcelona - Tel.: 901 100 032
Inscrita al Registre Mercantil de Barcelona, Volum 11303, Llibre 10108, Secció 2a, Foli 18, Full núm. 131675
© ESTRATEGIA LOCAL, SOCIETAT ANÒNIMA - CIF A-59108522