Despidos y expedientes de regulación de empleo en ayuntamientos (por Albert Calderó, publicado en CORAL nº 3, noviembre de 2008).

Artículos Revistas
09-nov-2008
2.111
0

Según informa la prensa de Sevilla y el periódico económico Expansión la crisis económica ha empezado a golpear con fuerza en los Ayuntamientos andaluces, con graves consecuencias en la situación laboral. En concreto los Ayuntamientos de Almensilla, Valencina y Alcalá del Río, todos ellos de la provincia de Sevilla, han llevado ya a cabo despidos o ultiman sus expedientes de regulación de empleo.

A pesar de su innegable dramatismo, esta puede ser en muchos ayuntamientos la única manera de solventar el profundo desajuste entre ingresos y gastos que está produciendo en muchos de ellos la crisis económica actual. En efecto, la crisis está provocando fuertes reducciones de ingresos, sobre todo en aquellos ayuntamientos que padecen el colapso repentino del crecimiento urbanístico y ven sus ingresos ordinarios reducirse por debajo del nivel de los gastos de plantilla de personal.

Hay que ser realista en esa situación. Los servicios municipales son, en su mayoría, muy intensivos en personal; si hay un desajuste serio entre ingresos y gastos sólo reduciendo plantillas se puede modificar significativamente este saldo.

En todo caso si alguien debiera pagar el coste político de estas medidas no debería ser el valiente gobierno que las promueva ahora, sino los gobiernos que no calcularon en el pasado el riesgo de desequilibrios de este tipo.

Lo cierto es que tampoco esos gobiernos son responsables únicos. Tomaron decisiones dejándose llevar por el clamor general. Desde los sindicatos de funcionarios, hasta la opinión pública, y las instituciones estatales y autonómicas, todo el ambiente institucional y social de nuestra ya larga etapa democrática ha planteado una dinámica de continuado incremento del gasto público, muy justificado al principio, para compensar crónicos déficits en todo tipo de servicios públicos, pero que en los últimos años tal vez superó los niveles de sostenibilidad económica. Serán necesarios algunos ajustes.

En algunas instituciones locales serán necesarios los expedientes de regulación de empleo y, para los funcionarios, los correlativos planes de racionalización de recursos humanos, que deben ser los instrumentos para una reestructuración de costes y de dimensión que gestionen con el menor traumatismo posible los desfases que aparezcan entre ingresos y gastos. Es importante entender que es posible gestionar estos dolorosos instrumentos minimizando su contundencia, sobre todo si no se espera a una situación desesperada para acometerlos.

Más información sobre Albert Calderó Cabré

Comentarios



c/ València, 73, pral 1a 08015 Barcelona - Tel.: 901 100 032
Inscrita al Registre Mercantil de Barcelona, Volum 11303, Llibre 10108, Secció 2a, Foli 18, Full núm. 131675
© ESTRATEGIA LOCAL, SOCIETAT ANÒNIMA - CIF A-59108522