La organización

Docs Jordi Oliveres
04-dic-2000
2.947
0


La definición de políticas de comunicación interna ha sido objeto de muchos debates, propuestas originales de implementación y de manualizaciones. Estas múltiples aproximaciones técnicas y expertas al tema responden a una demanda cada vez más manifiesta en el seno de las direcciones de grandes organizaciones: la necesidad de un sistema de comunicación interna que facilite el acceso a la información de todas las personas vinculadas a una institución y de todos los niveles de forma periódica, regular y fiable, y que al mismo tiempo sea un instrumento integrador y de fomento de valores positivos dentro de la organización.

La falta de una política de comunicación interna y de un sistema que la ponga en marcha en una institución grande puede generar graves problemas, no sólo en la gestión de los recursos humanos, sino también en la obtención de resultados positivos dentro de su ámbito de actuación.

La ausencia de un sistema de comunicación interno cede a los canales informales de comunicación la gestión de la circulación de la información. Las noticias, entonces, son fruto de la improvisación y del azar propios de las situaciones de comunicación informales, como las conversaciones en ratos de ocio (bar, comida ...), las confidencias en voz baja, los comentarios, las bromas, etc.

Esta situación, especialmente en organizaciones grandes, puede ser una fuente de problemas. La circulación de la información escapa a toda lógica, los emisores son múltiples y tienen grados muy diferentes de conocimiento de la información. Estos emisores emiten, voluntariamente o no, versiones parciales o deformadas de la realidad, y finalmente los receptores reconstruyen esta realidad a partir de los fragmentos de mensajes que han captado aquí y allí. El resultado es que se convierten en noticia los rumores, los chismes, las suposiciones, etc. a falta de otra información con más credibilidad y proveniente de una fuente con más legitimidad.

En organizaciones pequeñas, esta situación de comunicación es fácil de cambiar o de corregir sobre la marcha. La posibilidad de mantener un trato interpersonal casi a diario con la totalidad de las personas que trabajan para la organización, facilita que desde la dirección se reconduzcan rumores, se amplíen informaciones y se combatan ruidos relacionados con cualquier aspecto que tengan que ver con la institución y su entorno.

En cambio, en organizaciones mayores, la comunicación interpersonal entre la dirección y el resto de las personas no es el canal idóneo para conseguir una comunicación interna eficaz. A través de la comunicación interpersonal es imposible informar de forma regular y eficaz al conjunto de las personas de una organización sin incurrir en importantes despilfarros de tiempo y de recursos.

ÍNDICE

I. La coordinación interna a las grandes organizaciones: sistemas burocráticos versus sistemas de influencia.

II. La consecución satisfactoria y eficaz de los objetivos de la organización mediante la programación.

III. Pequeñas normas de burocracia tradicional que se pueden convertir grandes herramientas modernas de dirección.

IV. La comunicación interna, un instrumento de integración de la organización.

V. La definición del oficio estadístico en Cataluña.

Comentarios



c/ València, 73, pral 1a 08015 Barcelona - Tel.: 901 100 032
Inscrita al Registre Mercantil de Barcelona, Volum 11303, Llibre 10108, Secció 2a, Foli 18, Full núm. 131675
© ESTRATEGIA LOCAL, SOCIETAT ANÒNIMA - CIF A-59108522