The Bear, un equipo que se complementa

Y tú, ¿cómo eres?
25/10/23
72
0

'The Bear' es una serie que, a partir del caos de la gestión de un restaurante, nos da a conocer y apreciar la complejidad de personalidades de un equipo que trabaja bajo mucha presión. Y, como nos explica a fondo cómo son sus protagonistas, siguiendo nuestro método podemos ver con facilidad sus "letrillas"... Intentando no hacer ningún spoiler para los que no hayan visto todavía ninguna de las dos primeras temporadas, y proponiendolo en formato 'juego' para los que ya conocéis el método.

Carmy, Carmen Berzatto, es un chef estrella que ha trabajado en los mejores restaurantes del mundo, y que, tras el suicidio de su hermano, regresa a Chicago para hacerse cargo de su bar de bocadillos. Vive de y para la cocina, su mundo gira alrededor de los fogones, de forma claramente obsesiva. Sin embargo, a pesar de dedicar todas las horas, no se permite el lujo de disfrutar de este trabajo; admite que siempre teme que todo se estropee y que, por eso, se protege tanto de los momentos buenos como de los malos. A diferencia de lo que ha vivido trabajando en las mejores cocinas del mundo, intenta que el ambiente de trabajo sea respetuoso, sin salidas de tono ni lenguaje agresivo o abusivo. Alenta a sus trabajadores, y si es necesario les enseña él mismo cómo hacer las cosas de la forma que cree mejor.

Ante los conflictos, se siente superado y, si puede, los esquiva o se esconde; calla, no dice las cosas, se las guarda... Puede llegar a explotar, pero sólo si todo llega a un punto de no retorno, y enseguida se arrepiente.

No quiere saber nada que no sea el trabajo de la cocina; pasa de las tareas administrativas o de dirección de la empresa para dedicarse a cocinar, a que la cocina funcione. Y afronta la tarea de cocinar con mucha creatividad, pensando los qués y los porqués, imaginando los platos e incluso dibujándolos incluso antes de cocinarlos.

A Carmy le cuesta mucho expresar sus emociones y hablar sobre ellas; en la serie le vemos finalmente asistiendo a sesiones de Alcohólicos Anónimos. A partir de su reflexión, intentará preguntar conscientemente a los demás cómo se encuentran o incluso tratará de disfrutar más de lo que hace.

Con toda esta descripción, podemos ver que Carmy responde al perfil IRDTM: gestor de Ideas, motivado por los Resultados, Defensivo, Trabajadicto y Misterioso; trabaja teniendo ideas, pensando y solucionando problemas; le mueve conseguir los platos perfectos, la cocina que dé los resultados que él cree que debe dar; afronta los conflictos de manera defensiva, esquivándolos o posponiéndolos hasta que es inevitable; vive de y para su trabajo; y cuesta saber qué siente o qué piensa sólo mirándole la cara, porque normalmente no expresa -u oculta- sus emociones.

Syd, Sydney Adamu, es una joven chef que se incorpora al restaurante porque quiere aprender de Carmy; es una mujer inteligente y ambiciosa, a la que sus anteriores jefes definen como "increíblemente lista y talentosa" e "increíblemente impaciente y verde". En el primer capítulo Carmy queda sorprendido de su currículum, y no entiende por qué quiere trabajar en un restaurante de bocadillos... Pero ella tiene claro que quiere aprender de los mejores, como Carmy.

Le apasiona la cocina y dedicarle todas las horas del día; quiere un ambiente de trabajo respetuoso y profesional, lo que hace que a menudo 'choque' con el resto de los trabajadores que, con más años y sin una formación formal como la suya, no entienden los cambios que propone. A pesar de la situación que a menudo es muy frustrante para ella, intenta siempre poner buena cara, una actitud positiva y una sonrisa, pase lo que pase por su cabeza y sea quien sea quien tiene delante.

Carmy la nombra "sous-chef", y, a pesar de la dificultad y su juventud, no se arruga ante la gran responsabilidad ni se esconde ante los muchos conflictos que esto provoca, sino que los todavía desde el principio, intentando buscar soluciones que sean beneficiosas para el conjunto del equipo. Aporta métodos y procesos, formas de hacer que la cocina sea más eficiente. También es creativa, canalizando esta creatividad a partir del ensayo y error, el probar e ir probando, ahora un ingrediente y ahora otro, ahora más tiempo de cocción y ahora menos... Hasta conseguir el plato perfecto.

Siguiendo nuestro método, podemos decir que Syd tiene un perfil CiLNTA; gestora de Cosas con algo de Ideas, motivada por el Liderazgo, Negociadora ante los conflictos, Trabajadicto y Actoral; es decir, trabaja gestionando cosas pero aportando también creatividad, le gusta ponerse al frente del equipo y liderarlo, afronta los conflictos con negociación desde el principio, el trabajo es su vida y expresa las emociones que cree que debe expresar en cada momento, con independencia de lo que sienta en realidad.

Richie, Richard Jerimovich, era el mejor amigo del hermano de Carmy y quien le ayudaba al frente del restaurante; por fuera parece a menudo enojado y sarcástico e incluso descomido, una vez lo conocemos vemos que es un escudo que esconde a alguien que quiere amar y ser amado pero que no quiere hacerse daño. Se preocupa muchísimo por lo que él considera su familia, sus amigos, su entorno... Pero no sabe expresarlo de manera poco agresiva, y choca a menudo con el resto de compañeros.

Richie tenía un rol importante en el restaurante mientras el hermano de Carmy estaba vivo, y al principio se resiste tanto como puede a todos los cambios que Carmy quiere impulsar, y muy especialmente al liderazgo de la recién llegada Syd. Se enfrenta agresivamente a todas las propuestas que parecen ir contra el espíritu que el local había tenido hasta entonces, y que le hacen sentir también celoso por no ser alguien querido y centro de la atención del resto de compañeros. Hace notar su descontento, todo el mundo sabe cuándo está enfadado, tanto porque lo dice como porque pone cara de enojado, grita y se expresa sin reserva ni contención alguna.

Es una persona muy social, con muchos amigos y conocidos y saludados, a pesar de su carácter ?o quizá por eso; es quien lleva amigos como Fak a trabajar en el local, quien conoce a todo el mundo del barrio... Y quien nadie -ni él mismo- acaba de tener claro qué aporta al restaurante. Esto cambia en la segunda temporada, cuando a partir de una experiencia -que no explicaremos para el disfrute de los que todavía no han visto la serie-, Richie se da cuenta de que puede orientar todas sus habilidades sociales a ser el responsable de atención a los clientes del restaurante, con un resultado espectacular.

Así, podemos definir el perfil del Richie como el de un PEOHF: gestor de Personas, motivado por la Empatía, Ofensivo frente al conflicto, Hedonista y Franco; es decir, trabaja relacionándose con otras personas, le motiva sentirse apreciado y querido, afronta los conflictos ofensivamente, atacando o haciendo listas negras y volviéndose después, el trabajo no es su vida -pero sí es una de las pocas oportunidades que tiene para socializar así que a menudo está ahí pero no trabaja-, y sólo mirándolo ya sabemos si está contento o enfadado o triste, sin demasiados filtros.

Como veis, tres de los protagonistas de The Bear no podrían tener perfiles más distintos; uno de Ideas, una de Cosas y uno de Personas; uno de Resultados, una de Liderazgo y uno de Empatía; un Defensivo, una Negociadora y un Ofensivo; dos Trabajadictos y un Hedonista; y un Misterioso, una Actoral y un Franco. Tres personas con tres perfiles tan diferentes que, bien ajustados y en un ambiente profesional y de colaboración, pueden realizar un gran trabajo complementándose... Pero que, desajustados y en el contexto de una serie de ficción, dan por a muchas horas interesantes de conflictos, ajustes, pasos atrás y adelante, relaciones complejas... ¡Un montón de tramas bien satisfactorias para los espectadores!

Comentarios



c/ Villarroel, 9 pral 1a - 08011 BARCELONA - Tel.: 934 817 410

Inscrita al Registre Mercantil de Barcelona, Volum 11303, Llibre 10108, Secció 2a, Foli 18, Full núm. 131675
© ESTRATEGIA LOCAL, SOCIETAT ANÒNIMA - CIF A-59108522