¡Control, jefes Trabajoadictos!

Y tú, ¿cómo eres?
21/11/23
74
0


Definimos las T, los Trabajoadictos, como personas para las que el trabajo es la vida. No hacemos referencia a la patología, la adicción al trabajo, sino describiendo el hecho de que sitúan el trabajo por delante de otros aspectos de su vida.

Además, como también explicamos en nuestro método, todas las letras pueden ser controladas o descontroladas. Es decir, hay personas T que sitúan el trabajo por delante de la vida pero lo hacen de forma controlada, efectiva, útil para el trabajo y para sus relaciones personales; pero también hay personas T descontroladas que quedan totalmente absorbidas por el trabajo, y que a menudo asumen que todo el mundo debería hacer lo mismo.

Y si estas T, además de descontroladas, son jefes de equipos, los conflictos son habituales, tanto con las personas Hedonistas -para las que el trabajo no es la vida- como con otras personas Trabajoadictas pero controladas: llamadas fuera de l horario de trabajo por cosas que se pueden solucionar al día siguiente en el trabajo, mensajes de madrugada o en fin de semana o en vacaciones pidiendo inmediatez para cosas que alguien podría responder... En resumen, tienen el trabajo al cabo día y noche, laborable y festivo, y creen que el resto del equipo también debe trabajar de la misma forma, y que los que no lo hacen no son ni pueden ser buenos trabajadores.

Esto es un error, tanto para su bienestar personal como para el buen trabajo del conjunto de su equipo. Como bien saben los T controlados, intentar que todo el mundo ponga el trabajo por delante de la vida no siempre funciona e, incluso con quien funciona, no es sostenible en el tiempo si no es para trabajos variables con plazos muy cortos y estrictos, trabajos de proyectos o en situaciones de crisis, donde es necesaria mucha disponibilidad e intensidad.

Si el trabajo pide muy en poco tiempo, de forma muy focalizada y con una dedicación discontinua y variable, si es un trabajo que se debe continuar a veces en casa y el fin de semana, o un trabajo que a menudo estropea las previsiones de horarios o jornadas y complica la agenda... En estos casos extremos, es evidente que una actitud Trabajoadicta facilita las cosas, mientras que los Hedonistas sufren mucho. Pero, incluso en estos trabajos muy específicos, esta intensidad no puede mantenerse de manera indefinida -por mucho que un jefe Trabajoadicto descontrolado piense lo contrario.


En cambio, hay otros trabajos donde los buenos Hedonistas sobresalen: trabajos donde se necesita concentración, objetividad, previsibilidad y cierta regularidad, sin gran exigencia de agenda... O trabajos donde es más importante el trabajo colectivo, o incluso que haya un buen ambiente de trabajo... O incluso trabajos con alto riesgo de frustración... -que no se llevan a casa.

Ser Trabajoadicto no asegura ser mejor o peor ninguno ni conseguir liderar mejor o peor un equipo; pero el autocontrol de la T de los jefes Trabajoadictos sí garantiza un mejor ambiente de trabajo y muchos menos conflictos con el conjunto del equipo!

Comentarios



c/ Villarroel, 9 pral 1a - 08011 BARCELONA - Tel.: 934 817 410

Inscrita al Registre Mercantil de Barcelona, Volum 11303, Llibre 10108, Secció 2a, Foli 18, Full núm. 131675
© ESTRATEGIA LOCAL, SOCIETAT ANÒNIMA - CIF A-59108522