Liderar equipos (también) es comprender las exteriorizaciones emotivas

Y tú, ¿cómo eres?
37

Todos los equipos tienen personas con exteriorizaciones emotivas muy distintas; entendemos por exteriorización emotiva el hecho de comunicar (o no) las emociones con la cara, el lenguaje no verbal, la expresividad...

La exteriorización de las emociones es una parte muy importante de la comunicación, seamos conscientes de ello o no. No es lo mismo decir cualquier cosa con un lenguaje no verbal que acompaña lo que decimos, que no que nuestra cara comunique lo contrario de lo que dicen nuestras palabras. Decir "¡estoy muy enfadado!", si no va acompañado de una gestualidad airada, de una cara que comunique esta afirmación, parecerá poco sincero; "¡qué ilusión me han hecho estos calcetines!", si no va acompañado de un lenguaje no verbal adecuado, a menudo comunica que el regalo quizás no nos ha hecho tanta ilusión.

Pero el hecho es que no todo el mundo comunica emociones cuando se expresa, ni todo el mundo comunica las emociones que realmente siente.

Hay personas que tienen siempre la misma cara, que no exteriorizan casi ninguna emoción; hay otras personas que con la cara pagan, que exteriorizan todo lo que sienten, quieran exteriorizarlo o no; y hay otras personas que exteriorizan emociones que quizás no sienten en realidad. Éstos se corresponden con los tres tipos de exteriorización emotiva de nuestro método: las personas Misteriosas, las personas Francas y las personas Actorales.


Llamamos Misteriosas, o personas M, a aquellas personas que no exteriorizan sus emociones, que siempre tienen más o menos la misma cara. Personas con "cara de póquer", personas que pueden mostrar una cara siempre seria a pesar de estar contentas, o estar siempre sonriendo a pesar de sentirse enfadadas... Personas que siempre tienen la misma cara. Al definirlas no queremos saber si esto ocurre de manera espontánea o entrenada, sólo constatamos lo que podemos observar a simple vista.

Cuando hablemos con una persona M, tendremos muy pocas pistas para saber si lo que le decimos le gusta o no, si está interesada o no... Ninguna si sólo observamos su lenguaje no verbal. Cuando le explicamos algo a una persona M tendremos que fijarnos en otros detalles, como si nos repregunta cosas, si interviene en la conversación, si lee el papel que le damos... Porque si sólo intentamos leer su cara, no sacaremos ninguna información.


En cambio, para las personas Francas se escribió lo de "la cara es el espejo del alma"; las personas F exteriorizan todas sus emociones, tanto si quieren como si no. Si se enfadan, las vemos -y notamos- enfadadas, y si no les gusta algo que decimos lo notamos fácilmente, sin necesidad de hablar.

Las personas F suelen parecer sinceras, quieran o no. Pero, justamente por eso, a veces intentan controlar esa sinceridad expresiva, porque puede llevarlos a muchos problemas. Mientras una persona Misteriosa no comunicará entusiasmo pero tampoco decepción con el regalo de los calcetines, la persona Franca tendrá que esforzarse mucho por no comunicar su sincera decepción por mucho que hable de la ilusión de este regalo que acaba de recibir, y por lo general para la supervivencia de su vida en sociedad.


El tercer grupo, las personas Actorales, también exterioriza emociones, pero independientemente de las emociones que realmente siente. Las personas A pueden sentirse tristes pero comunicar alegría, sentirse enfadadas pero poner cara neutra, sentirse felices pero parecer tristes... Con independencia de si han aprendido o si ya eran así, su habilidad para comunicar emociones cuando se comunican es más o menos independiente de las emociones que sienten.

Bien controladas, las personas Actorales tienen una ventaja importante en las relaciones sociales; saber poner cara seria cuando toca, emocionarse si es necesario, enfadarse cuando hay que estar enfadado, y reírse sinceramente cuando hay que reír... Lo que dicen se corresponde con lo que exteriorizan que sienten, y refuerza mucho sus mensajes. Pero, mal controladas o muy observadas en diferentes situaciones y "descubiertas", las A pueden transmitir una imagen de falsedad, de "teatro de lo malo", que les puede resultar perjudicial.

Entender que en nuestros equipos hay personas M, F y A nos puede ayudar a evitar muchos malentendidos: si la persona Misteriosa pone cara seria, y siempre pone cara seria, no quiere decir que esté enfadada ni que le pase nada, simplemente tiene su cara habitual. Si la persona Franca nos resulta a veces demasiado honesta, no lo hace para molestarnos, es que no puede evitar comunicar sus emociones. Si descubrimos que la persona Actoral nos representa un papel pero no se cree lo que nos dice, no intentaremos cambiar cómo es, pero trabajamos para conseguir su sinceridad en el equipo, aprovechando su habilidad cuando corresponda.

De hecho, todas las exteriorizaciones emotivas tienen sus ventajas; las personas Misteriosas no comunican favoritismos, ni ponen mala cara en situaciones incómodas, y son buenas en negociaciones porque su 'cara de póquer' no da ninguna información al resto. Las personas Francas parecen muy sinceras, y pueden transmitir sus ideas acompañándolas de emociones de forma muy natural -y agradecida por quien las escucha. Las personas Actorales pueden adecuar las emociones que transmiten al contexto y el mensaje que desean transmitir, con lo que pueden ser muy buenas comunicadoras.

Pero también debemos pensar que, desde el punto de vista de nuestro método, conocer estas tres exteriorizaciones es muy útil cuando intentamos determinar el resto de letras que conforman la personalidad de alguien; si alguien es Misterioso, nos va a costar más saber qué letras podrían definir su estilo de trabajo, su motivación, su gestión del conflicto o su implicación vital... Mientras que si alguien es Franco, sólo observando atentamente ya podremos deducirlo. Los Actorales, por su parte, nos supondrán un reto diferente: como no podremos saber de la sinceridad de sus emociones, deberemos intentar conocer su trayectoria, para poder deducir lo que (quizás) no quiere comunicarnos. Por ejemplo, un Actoral que quiera parecer de Liderazgo y Negociador puede llegar a parecerlo... Hasta que llega el primer conflicto y descubrimos que es Defensivo u Ofensivo. Si antes nos hemos informado de cómo ha afrontado conflictos anteriores, quizás nos ahorraremos la sorpresa...

Comprender las tres exteriorizaciones emotivas nos permitirá entender más las reacciones de los miembros de nuestro equipo, y nos ayudará a trabajar mejor juntos, ¡sin intentar que nadie deje de ser como es!



c/ Villarroel, 9 pral 1a - 08011 BARCELONA - Tel.: 934 817 410

Inscrita al Registre Mercantil de Barcelona, Volum 11303, Llibre 10108, Secció 2a, Foli 18, Full núm. 131675
© ESTRATEGIA LOCAL, SOCIETAT ANÒNIMA - CIF A-59108522